Donde se cuenta la divertida experiencia de un turco que busca la casa de Adam Smith

Como apéndice de las dos últimas entradas (la de las cucharas zahoríes y la de la cena con John Holloway), añado otra historia divertida contada ayer en la cena por Koray Çalışkan, profesor de mi departamento. Se encontraba el bueno de Koray con dos amigos suyos metido en un coche y circulando por tierras escocesas cuando nuestro protagonista repara en la existencia de un cartel que indica la salida hacia Kirkcaldy, lugar donde nació el celebérrimo Adam Smith. Pide a su compadre el turco conductor que se desvíe temporalmente de la ruta para ir al pueblo y buscar la casa de Smith. “¿Y quién es ese?”, dice el amigo, y Koray prefiere no hacer comentarios y describe brevemente al personaje. Mientras llegan al pueblo, Koray utiliza su iPhone (publicidad presente en el relato original) y busca en Google la dirección exacta de la casa; después Google maps y el GPS para encontrar la ruta.

Llegados a la calle, el número preciso no aparece, de manera que Koray concluye que lo mejor es preguntar a un lugareño. La primera que aparece es una mujer mayor: “Disculpe, señora, ¿sabe dónde está la casa de Adam Smith?”, “No me suena el nombre, hijo, ¿cómo se llama su esposa?”. Reprimiendo la risa, Koray le explica a la mujer que Adam Smith está muerto desde hace ya unos siglos. El siguiente que pasa por allí es un señor, al cual le pregunta pizca más o menos lo mismo; la respuesta, sin embargo, es casi tan rocambolesca como la primera: “No sé dónde está su casa, pero puedo indicarle cómo llegar a su librería”. Desde luego la cosa no podía ir peor… ¿O sí? Finalmente encuentran a alguien que puede darles una explicación: “La casa fue derribada hace años y ahora es un local comercial; es allí”. “Allí”, nos explica Koray, había un maravilloso restaurante llamado “Marmara Döner Kebab”.

Tiene algo de poético, ¿no?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bitácora y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Donde se cuenta la divertida experiencia de un turco que busca la casa de Adam Smith

  1. Azahara dijo:

    Lo tiene, lo tiene.
    Qué bien que ahora tus relatos de anéctodas quedan registrados y se pueden releer 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s