Esto ya es otra cosa…

Después de meses estando en Estambul y en la Universidad como un erasmus pardillo, por fin he conseguido “colarme” en un espacio “VIP” (y tanto).

Esta tarde, después de mi fantástica clase sobre Heidegger con el fantástico y maravilloso Johannes Fritsche he ido a la conferencia que daba en la Universidad un señor llamado John Holloway. Del tipo no sabía nada, pero tenía dos buenas recomendaciones: 1) la de un compañero de mi clas de de Heidegger; 2) la de Zeynep, profesora de mi departamento, que era quien presentaba a Holloway.

El tipo ha resultado ser un marxiano de lenguaje simple e ideas claras que acaba de publicar en Turquía la traducción de su último libro (Crack Capitalism). Dicho en una frase: es de los míos (¿nuestros?). El trabajo como relación social de dominación y la perspectiva de que el objetivo principal de la revolución debe ser la abolición del trabajo mismo.

Total, que después de la conferencia de Halloway me acerco prudentemente a saludar a Zeynep, Zeynep nos presenta, le dice a Holloway que yo soy quien le descubrió a Moishe Postone hace unos meses y Holloway me explica que en el libro hay mucho diálogo con Postone (ya me lo ha vendido, claro). Total, que una cosa lleva a la otra, y termino colándome en la cena con: 1) Zeynep, 2) John Holloway, 3) la señora de Holloway, 4) dos de los cuatro traductores de Holloway al turco, 5) otros dos profesores de la Universidad.

Para ir a cenar no salimos del campus, aunque desde luego tampoco permanecemos exactamente en él. El Campus Sur de la Universidad del Bósforo está (ya lo he dicho alguna vez en algún otro sitio) en una colina a la orilla del Bósforo llenísima de vegetación (un bosque, y no exagero); además es inmenso, así que jamás he podido recorrerlo entero. Total, que seguimos un caminito empedrado y bajamos por la colina siguiendo una carretera en zig zag hasta que se abre ante nosotros un restaurante de paredes acristaladas y manteles de tela con dos piscinas. 45 liras por cabeza la cenita, que era abundante pero tampoco exquisita. Y no digo más.

He acordado con Holloway que le enviaré un artículo mío que está pendiente de publicación (y aprovecho para dar la nueva) y nos hemos despedido cordialmente. Después he vuelto con Zeynep en taxi porque somos casi vecinos.

En fin, esto es a lo que yo había venido; más vale tarde que nunca.

Nota comercial: El libro de Holloway será publicado en España (en El Viejo Topo) dentro de unas semanas; por lo que he podido entender de la versión en turco, puede merecer la pena hacerse con un ejemplar. Yo al menos quiero el mío.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bitácora y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s